El masaje a mujeres perfecto

Como ya dijimos en el post anterior, el erotismo de las mujeres es distinto. Simplemente disfrutan de todo el camino, no tan solo del final. Las mujeres no solo disftutamos del sexo, y un buen masaje puede hacer que nos derritamos en placer, llegando a experimentar el erotismo en su máxima expresión.

Complacer a las mujeres en la intimidad no tiene que ver necesariamente con el sexo y hay muchas otras técnicas que puedes practicar. Este es el papel de los masajes que, pueden hacer que una chica se derrita en placer. A continuación, os dejamos algunos consejos:

Vigila la atmosfera y el entorno

Es importante que la habitación sea cálida y agradable. Para esto, puedes estar iluminada de forma tenue, con velas, y con un ambiente acogedor. El objetivo es relajarte, recuérdalo.

Empezar suave

La piel tiene dos tipos de nervios sensibles al tacto, el que transmite dolor, y con el que, desgraciadamente estamos muy familiarizados, y el que transmite placer. Empezar el masaje erótico con toda la energía no suele acabar bien, hay que ir poco a poco.

El tiempo importa

Recorrer cada centímetro importa. Extender suavemente el masaje desde el cuero cabelludo hasta los pies es fundamental para aumentar la capacidad de respuesta sexual de la mayoría de las mujeres

Los pies, ese gran desconocido

Nos pasamos el día sobre ellos, así que acumulan una gran tensión. Frotar esta parte del cuerpo con suavidad pero firmeza, a lo largo de la planta, hará que puedas relajarte al instante. Además, no es necesario masajear los pies durante mucho tiempo, unos pocos minutos harán que el masaje surta efecto.

Y las piernas

Una serie de palmadas a lo largo de la pierna, usando toda la superficie de la mano, ayudarán a relajar los tensos musculos tras un largo dia. Tras esto, masajear suavemente pero con firmeza y las manos juntas, harán que los niveles de excitación vayan en aumento.

Y la luego la espalda

Todos sabemos la tensión que se acumula en la espalda. Normalmente, la tensión se acumula en la zona de los hombros, o en las lumbares, dependiendo del trabajo que realicemos normalmente o nuestra condición postural. Para relajarla haz movimientos largos que la recorran de arriba abajo, hasta los hombros. Cuando hay estés en esta región, también se puede soplar suavemente sobre las orejas o el cuello para aumentar la excitación.

La exitación garantizada: El cuello

En las mujeres es una de las zonas eróticas por excelencia. La piel de esta zona es muy sensible y delgada, y cada beso o caricia que des tendrá un impacto en todo el cuerpo. Así que bien vale la pena dedicarle un buen tiempo al pescuezo.

No te olvides de las orejas

La piel de los lóbulos es muy suave y excitable; por eso, que te estimulen esta parte con susurros o besos y masajearlo suavemente hará que te derritas de placer. En otras palabras, si te lo masajean con sus labios y su lengua, ¡pum!

Estos masajes son geniales de experimentar, ya sea con tu pareja o con un profesional. Por eso te animamos a que contactes con nosotros y disfrutes al 100% de tu cuerpo y los masajes. Siempre estaremos para ti.

2018-10-16T10:47:05+00:00
error: Content is protected !!